COLOMBIA

EL PROBLEMA

Colombia tiene el 52% de su superficie continental cubierta de bosques naturales, conforme a estadísticas oficiales del gobierno Colombiano, en los últimos seis (6) años, el país ha perdido cerca de 1 millón de hectáreas de bosques (DEAM, 2020), el equivalente a 1 millón de canchas de futbol. Esta situación genera una espiral de conflictos socioambientales que afectan a los pobladores de los bosques y a la biodiversidad.

Esta deforestación se origina por la expansión desordenada de la frontera agrícola, el acaparamiento de tierras y las debilidades para ejercer control territorial, especialmente frente al aumento de actividades ilegales asociadas a la extracción y explotación ilícita de minerales, los cultivos de uso ilícito y la extracción ilícita de recursos forestales (DNP, 2018).

Del mismo modo, ocurre con la expansión de la infraestructura, la cual se encuentra desarticulada con la planeación estratégica del país en zonas no intervenidas, generando efectos indirectos que conducen a la transformación de las coberturas naturales (DNP 2018).

Adicionalmente, este problema tiene causas subyacentes asociadas a factores políticos, normativos, tecnológicos, entre otros; pero en especial, ligadas a la dificultad de brindar alternativas productivas sostenibles a la población, que permitan la convivencia entre las distintas formas de producción y el uso eficiente de la biodiversidad, el capital natural y la apropiación del territorio (IDEAM, MinAmbiente, 2018).

LA SOLUCIÓN

Colombia es un país megadiverso con un portafolio amplio de propuestas y proyectos que buscan contribuir a frenar la deforestación, no obstante, muchas de estas soluciones enfrentan retos para generar resultados de impacto mas allá de indicadores de gestión, presentan limitaciones para replicarse en otros sitios, también para ampliar su cobertura (escalarse) y no logran consolidarse técnica y financieramente en el mediano y largo plazo.

Los proyectos de reducción de emisiones por deforestación y degradación evitada - REDD+ promovidos por Wildlife Works en el mundo, han demostrado superar limitaciones de tamaño, tiempo e impacto, toda vez que soportan su éxito, en los procesos y decisiones propias de las comunidades sobre el uso y manejo de sus bosques, planificados con una mirada de largo plazo.

El 43% de los bosques naturales del país se localiza en territorios de propiedad colectiva, de comunidades indígenas, afrocolombianas y campesinas, lo que representa un potencial único para construir desde los territorios propuestas para frenar la deforestación y la degradación de los bosques.

Pensando en Colombia, Wildlife Works, crea el Fondo Para los Bosques, con el cual busca desarrollar propuestas REDD+ con las comunidades dueñas de los bosques que están bajo riesgo de deforestación.


OBJETIVOS

Para el año 2022, las comunidades dueñas de los bosques en alianza con Wildlife Works frenaran la deforestación y degradación de 5 millones de hectáreas de bosque natural.

El control de la deforestación sobre esta superficie evitará las emisiones de 10 millones de toneladas de CO2e a la atmosfera.

Acronimos:

IDEAM: Instituto de Hidrologia, Meteorologia y Estudios Ambientales, de Colombia.

DNP: Departamento Nacional de Planeación, de Colombia.

MinAmbiente: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, de Colombia.